viernes, 21 de octubre de 2016

Con mi cochecito. 3ª Parte.


          Y para finalizar la semana laboral os dejamos la última parte de las fotos con el coche de Queen.









¡Y  ÑAAAAAAAAAAAAAM!


                                                                               (King)

           




10 comentarios:

  1. Pareces una conductora responsable, ¿no tendrás blablacar? Me apunto a ir contigo donde quieras llevarme. Preciosas las fotos (y la modelo). Me gustan sobre todo la segunda, la tercera y la última (¡cuántos sitios para acariciar y saborear!). Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmmm, no habíamos pensado en usar el blablacar para alguna aventurilla!! Jaja, qué buena idea! Aunque...a saber quien se sube... gracias por los piropos! Un besazo!

      Eliminar
  2. Por Dios!!!
    No pongas pedacitos. Pon alguna de cuerpo entero y con el cochecito al completo (aunque difumines cara y matrícula). Pero con una perspectiva general, jeje
    Que preciosidad!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que poner un poco de todo, en las anteriores entradas salía más coche! Gracias!! bsss

      Eliminar
  3. Que locura... Eres un compendio de deseos masculinos hechos realidad. Es un placer verte y me imagino lo que puede ser acariciarte, fundirse contigo en un breve encuentro, siendo parte de ti por un breve instante de tu vida. Un beso Queen, muchos ya te queremos sin conocerte. Holden.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! Tus palabras son todo un halago, ¡me encanta! jeje, ...por cierto...creo que seguimos esperando una explicación tuya ¿no?(si quieres claro) jejej, besosss

      Eliminar
  4. Y que coche dices que tiene? En ninguna de las tres entregas mis ojos se han detenido en coche alguno! Consigues eclipsar todo el entorno. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eeeeh, a mi cochecito también hay que hacerle caso que lo suyo me ha costadoo jejeje, es broma, gracias!! besossss

      Eliminar
  5. Prometo decir algo inteligente o al menos que tenga sentido cuando mi cerebro empiece a recibir de nuevo sangre tras la publicación de esta entrada.
    Un beso en los morros.

    ResponderEliminar