viernes, 15 de enero de 2016

El primer paso.

Soy un apasionado de la fotografía y siempre suelo andar con mi cámara de aquí para allá. Un día, sin planearlo mientras ella se daba un baño espumoso y relajante a la luz de las velas, le comenté lo excitante que me parecía la imagen, sugiriendo a la vez lo bien que quedarían unas fotos. La idea pareció gustarle pues en ese instante me dijo que cogiese la cámara y me pusiese manos a la obra, y eso hice.




A partir de aquí, comenzamos un mundo lleno de morbo y sexo, con el que nos divertimos y con el que esperamos divertiros y excitaros.     (King)


No hay comentarios:

Publicar un comentario