martes, 17 de mayo de 2016

La mañana siguiente.


             La mañana siguiente al encuentro, despertamos en el hotel, empecé a acariciarle ese culito que tiene con ansia ya que estaba estrenando unas braguitas tipo culote que tienen un tacto para no quitar la mano...

             - Vaya culo que tienes. - le dije -
             - Para que se lo folle quien quiera. - contestó ella -

             Me quedé atónito ante su respuesta... así sin más, sin venir a cuento, sin calentón... pero me encantó escuchar eso de su boca. No pude reprimirme y empezamos a acaricianos , le bajé las braguitas y como yo ya estaba a bien duro, comencé a buscar ese agujerito mientras estábamos tumbados de medio lado... que placer... estábamos muy guarros, como pocas veces, ella buscó mi mano para chuparme lascivamente un dedo...

             - ¿Cuándo vas a darme lo que quiero? - pregunté -
             - Cuando quieras - respondió -

             Me corrí en el acto, sin remedio, sin poder hacer nada para pararlo... se quedó con las ganas de acabar, pero yo sabía como hacerlo, así que comencé a comerle ese coñito hasta que tuvo su recompensa...

                                                                                                                       (King)

6 comentarios:

  1. Mira chato..Una cosita te voy a decir...!
    Al leer esta entrada me ha salido una vena nueva en el rabo....!
    No se lo que tardarias en correrte tu... Yo seguro que de inmediato.
    Un beso en los morros.!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, como bien digo, me corrí en el acto!

      Eliminar
  2. Parece que Queen se está liberando. Me encantan las mujeres que disfrutan de su sexualidad. Yo tampoco hubiera durado mucho. Eso sí, ahora puedes disfrutar la espera hasta realizar la fantasía (yo también la disfrutaré, deseando ver ese precioso culo en acción). Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí es verdad que se va liberando, cada día que pasa es un día menos... un saludo

      Eliminar
  3. Ufffff! Increible. Lo que no se es como aguantaste sin correrte pensando que se la estaban follando a escasos metros de ti.
    Enhorabuena por disfrutar tanto como pareja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como ya te dije, los nervios y me preocupación por ella. Un saludo y gracias por comentar.

      Eliminar